Preocupación por la exclusión de las estaciones de servicio en el “ATP 7”

La exclusión de las estaciones de servicio en el ATP7 dejó una sensación preocupante en el sector.

Tras confirmarse que la actividad no entra en el listado de las consideradas por el Gobierno como “críticas”, miembros de CECA comentaron a diversos medios de comunicación la realidad que se encuentran atravesando los estacioneros que, desde el principio de esta Pandemia por COVID – 19, fueran considerados esenciales.

“Hasta el ATP anterior entrábamos de manera directa por el bajo nivel de actividad, el cual determinaba lo crítico de la situación. Con ventas que oscilaban un 50% o menos que el correspondiente al año anterior, esto da la pauta de que la situación es muy difícil para el sector”, indicó la secretaria de la Comisión Directiva de la Cámara de Expendedores de Combustibles y Afines de Santa Fe (CECA), Marisabel Pelossi, al noticiero VEO de Santo Tomé.

A pesar de la paulatina apertura económica que se está dando en la provincia, el escaso incremento en el movimiento no logra traducirse en ventas para reflotar al sector del combustible. La Sra. Pelossi agrega que, “con este conocimiento de que nosotros entrábamos en el ATP se fueron firmando promesas con el sindicato de no despidos, suspensiones, bajas de sueldo y esto va a ser muy difícil de mantener. A partir de ahora tenemos miedo de que cierren muchas bocas de expendio con lo que eso significa en cantidad de puestos de trabajo”.

Desde la Cámara precisaron que los estacioneros ya no cuentan con fondos propios para sostener la actividad, siendo la única ayuda para afrontar parte de los sueldos, el ATP. Sostienen que el ser excluidos de este beneficio llevará al cierre de muchas bocas de expendio y a la pérdida de puestos de trabajo.

“Tres de cada cinco estaciones están trabajando a perdida, la situación puede ser peor si no somos incluidas en el programa de Asistencia al Trabajo y la Producción (ATP)”, declaró Ricardo Bertola, tesorero de la Cámara de Combustibles y Afines de Santa Fe, a Radio Universidad de Rafaela. “Una estación de servicio con 13 empleados necesita vender al menos unos 300.000 litros de combustible para alcanzar su punto de equilibrio, es decir, el mínimo para cubrir todos los costos”, puntualizó Bertola. “La Cámara junto a FAENI y CECHA, se encuentran trabajando y gestionando todas las acciones posibles en busca de lograr la continuidad del beneficio del ATP para el sector, ya que consideramos que esta ayuda nacional es fundamental para sostener una actividad que aún no está normalizada”, agregó el tesorero de CECA.
“El ATP es una ayuda muy grande para poder seguir trabajando”,
finalmente concluyo el Sr. Bertola.

By |2020-11-07T07:21:07+00:00noviembre 7th, 2020|Noticias|